Proyecto: Kori chaka

Infórmanos sobre un conflicto Contacto


Nombre Kori chaka
Pais Bolivia
Tipo de proyecto MINERIA
Inicio del proyecto 2005
Estudio de Impacto Ambiental EIA Aprobado
Etapa Producción
Georeferenciación (Lat/Long) -17.97 / -67.16
Usoagua 100

Descripción

A sólo cinco kilómetros de Oruro, se encuentra la explotación aurífera denominada como Kori Chaca (Puente de Oro), un proyecto de 24 millones de dólares, donde existen valores de 0.6 gramos de oro por tonelada. La planta tiene una capacidad de tratamiento de hasta 20 mil toneladas día. El proceso consiste en la acumulación de tierra en pilas formando una especie de pirámide maya que se alza hasta cerca de 80 metros al nivel del suelo. Desde la cima un sistema de aspersores irriga en la colina artificial una solución de agua y cianuro de sodio que tiene la capacidad de separar las moléculas de oro de otros elementos. Una vez que se produce la reacción, la solución de cianuro junto al oro desciende hasta la base de la pila donde son recolectados por un sistema de cañerías que conducen el líquido hasta una piscina de lixiviación, cuya capacidad es de hasta 50 mil metros cúbicos de agua. Desde la piscina, el agua con la solución de cianuro y oro es bombeada hasta un sistema de filtros de carbono activo que a su vez separan el oro del cianuro de sodio, que liberado vuelve al circuito para ser reutilizado en el proceso. Según los técnicos de Kori Chaca, la planta tiene una capacidad de tratamiento de hasta 15 mil metros cúbicos de agua con solución de cianuro de sodio, en una proporción de 60 a 80 ml. por cada litro. Para evitar cualquier contacto de la solución de cianuro con el suelo, tanto las piscinas de lixiviación como los conductos están protegidos con una doble capa de geomembranas impermeables que impiden cualquier fuga, además de una capa de arcilla que es un impermeabilizante natural. En la planta de Kori Chaca se utilizan sensores de ácido cianúrico para identificar si el elemento está en la atmósfera, puesto que ante tal eventualidad los primeros en sufrir daños serían los propios obreros del complejo. Pese a todos estos recaudos para trabajar sin causar daños irreversibles al medio ambiente, a la fauna y la flora, y sobretodo a la salud de las personas, Inti Raymi no logra liberarse del calificativo de empresa contaminante. Mientras tanto, el desastre ecológico que vive la población orureña exige acciones inmediatas puesto que no sólo está en riesgo la desertificación de los suelos, sino la propia estadía de miles de personas que exigen un derecho básico: crecer y desarrollarse en medio ambiente libre de contaminación. Al final de 2013 EMIRSA empezó la etapa de cierre de la mina Kori Chaca. Ya no se excavan nuevos minerales. EMIRSA dejó llenar la fosa, que mientras tanto ya medía 110 metros de profundidad, sin aviso con agua del Río colindante Desaguadero. Sin embargo van a seguir rociando las plataformas de lixiviación hasta 3 años después del cierre, para seguir con la extracción de oro.