Proyecto: Junin

Infórmanos sobre un conflicto Contacto


Nombre Junin
Pais Ecuador
Tipo de proyecto MINERIA
Estudio de Impacto Ambiental EIA Aprobado
Etapa Suspensión
Georeferenciación (Lat/Long) 0.28 / -78.66
Altitud 3 500
Area 45 000

Descripción

EL proyecto junin es una mina a cielo abierto y según un estudio de la Japan Metal Mining Agency, prevé un área de 664 hectáreas (equivalente a 100 estadios de fútbol), solo para construir la presa de desperdicios y 221 has. para la piscina de relaves (p. 80-81 EIA). Se abrirán 75 kilómetros de carreteras de 8 metros de ancho en un ecosistema de bosque húmedo en estado natural. Esto significa destruir el bosque nativo en una superficie de 6.000 hectáreas, sin tomar en cuenta los respaldos de vía. Buena parte de estas carreteras, una vez terminado el proyecto, no serán de utilidad social, pues solamente conectarán las áreas mineras de interés del proyecto. Total área de desarrollo minero: 4.025 hectáreas (p. 80 EIA) Esta superficie fue calculada antes de que se encontrara un mayor yacimiento, por lo que podría duplicarse. Minerales encontrados: Cobre y molibdeno, en asociación con plomo, arsénico, cadmio y cromo. Yacimiento de porfirito mezclado con abundantes cantidades de azufre. Por la composición de la mena, el potencial para la creación de drenajes ácidos de mina es especialmente alto. Contenido metálico: 0,63% cobre; 0,03% molibdeno. Esto significa que por cada por tonelada de mena removida del suelo, se producirán 13 libras de cobre y 0,33 libras de molibdeno. Para lograr cantidades comerciales de esos metales, se requerirán remover miles de toneladas de mena por semana, lo cual implica una total destrucción de la capa vegetal del suelo y la biodiversidad existentes, en una superficie no menor a las cuatro mil hectáreas, sin incluir la superficie que corresponde a las carreteras planificadas. Datos utilizados para elaborar el estudio de impacto ambiental, revelan depósitos de 318 millones de toneladas de minerales, con una ley minera de 0.7% cobre promedio (que significa que por cada tonelada de minerales, solo 15 libras son de cobre). Como la empresa minera adjudicataria afirma que sus concesiones contienen 4 veces más cobre que lo hallado por los especialistas japoneses, entonces los impactos podrían ser por lo menos 4 veces más alto que los identificados en el EIA.