Detenido ayer en Lima el gobernador legítimo de Puno, Walter Aduviri

Infórmanos sobre un conflicto Contacto


Judicialización Amenazas
Ubicación Puno, Perú
País Perú
Fecha 26/8/2019

Descripción

El gobernador de Puno, Walter Aduviri, fue detenido este domingo por efectivos de la Policía Nacional en Lima, al promediar las 5 de la tarde, luego de permanecer en la clandestinidad desde mediados de agosto.

La detención tiene una evidente finalidad de quebrar espacios de unidad que la izquierda peruana viene construyendo en un contexto de crisis económica, política y social. Y próximo a un año electoral.

Sobre Aduviri pesaba una orden de prisión efectiva de 6 años por el caso del levantamiento popular denominado el ‘Aymarazo’, luego de que el Poder Judicial lo encontrara culpable de haber participado como coautor no ejecutivo «de actos violentos» en las protestas desatadas en Pun oen el 2011. Además, también se le impuso el pago de una reparación civil de 2 millones de soles en favor del Estado. En realidad, tanto los anteriores gobiernos como el actual buscan con estas medidas represivas cercenar el derecho del pueblo a elegir representantes que no se vendan, no se corrompan (como todos los ultimos presidentes peruanos) y trabaje por los de abajo enfrentando a las multinacionales mineras y extractivistas que están destruyendo al Perú.

Aduviri se encontraba en la clandestinidad desde que el pasado 5 de agosto cuando el Ministerio Público solicitara una orden de prisión preventiva por 15 días contra el gobernador de Puno.

Cuando supo de su condena, Walter Aduviri, desde la clandestinidad, anunció en una entrevista telefónica con RPP que buscaría agotar todas las instancias, tanto nacionales contra internacionales, para revertir la condena en su contra.

A través de su cuenta oficial de Twitter, el Ministerio del Interior informó que efectivos de la Dirección de Investigación Criminal (Dirincri) de la Policía Nacional y personal de la Digimin, de la misma cartera, lograron la captura del gobernador puneño, quien fue trasladado tras su captura a la sede de la Dirincri en la avenida España.