Solidaridad contra la criminalización que vive a diario Felix Monroy Rutilo

Infórmanos sobre un conflicto Contacto


Amenazas
Ubicación Jalisco, Reyes Azteca, Minatitlán, Veracruz, Mexico
País México
Fecha 17/10/2014

Descripción

Don Felix Monroy vive en la localidad Ayatitlán, en un poblado llamado Los Potros. Allí vivía con su familia cuando se instaló la mina. Desde su juventud ha sido testigo de sus impactos devastadores y denunciado las afectaciones a la piel, la contaminación y la deforestación que provoca. La asociación Bios Iguana, A.C./Rema-M4, interpuso una demanda contra Peña Colorada en 2012 ante la Profepa por contaminación, quien responde que los terrenos concesionados se encontraban en perfecto estado de conservación, que los arroyos no estaban contaminados y que el único caso de afectación ambiental que había notado era la tala de siete troncos causados por Don Felix Monroy en terrenos que pertenecían al consorcio. El campesino, quien había cortado estos troncos para construir un techo para sus chivos, fue el objeto de una denuncia de Peña Colorada por tala ilegal ante la Profepa, quien lo condenó injustamente a pagar una multa de 13 000 pesos y a sembrar 300 árboles. Su sentencia empeoró cuando su caso fue llevado ante la PGR, quien aumento su multa a 150 000 pesos. Sin embargo, la empresa minera sigue deforestando cientos de árboles desde hace décadas. Por si fuera poco, la empresa ha cercado ilegalmente el terreno de Félix Monroy donde siembra maíz y jamaica, añadiendo un letrero con el título de “clausurado”.

Don Felix Monroy a lo largo de su lucha ha perdido tres miembros de su familia que han sido asesinados. En 1986, su padre, Abelino Monroy Sandoval, fue asesinado por un sicario pagado por el consorcio porque no quería venderle su tierra. En 1987, Peña Colorado pagó a unos de sus trabajadores para asesinarlo por no vender sus tierras, pero el empleado se equivocó y asesinó a su hijo, Alejandro Monroy Denis. Y en 2012, desapareció su sobrino Celedonio Monroy Prudencio, cuyo paradero sigue desconocido.

Junto con Don Felix Monroy, responsabilizamos al Consorcio Minero Benito Juarez Peña Colorada así como a las autoridades federales de las persecuciones y los crímenes que él y su familia han sufrido. Les responsabilizamos también de cualquier ataque que el defensor de los derechos humanos pueda sufrir en el futuro. Demandamos la cancelación de las demandas de Profepa y la empresa contra Félix Monroy.