Con exceso de fuerza policial movilizada intenta intimidar oposición a la minería

Infórmanos sobre un conflicto Contacto


Amenazas Uso de la fuerza
Ubicación Municipio de Huehuetlán El Grande, Puebla, Mexico
País México
Fecha 28/5/2014

Descripción

El pasado miércoles 28 de Mayo a las 11 de la mañana llegaron a la cabecera municipal de Huehuetlán El Grande, más de 50 uniformados, con los rostros cubiertos, en siete camionetas pick-up y dos van, color blanco sin matrículas ni razón social, causando preocupación y temor entre los pobladores.

Así mismo, dos días después, el viernes 30 de mayo, cerca de las dos de la tarde, llegaron a Huehuetlán más de 130 presuntos policías, en 23 camionetas blancas, seminuevas, sin identificación de algún tipo e igual que dos días antes, “se bajaron, mostraron sus armas, subieron a los vehículos, rodearon dos veces el pueblo y se fueron”.

Todo este aparataje policial fue justificado por la supuesta detención de cinco mototaxis, lo que a las comunidades les pareció irrisorio.

Ante el exceso de fuerza movilizada para la supuesta detención de cinco mototaxistas, el presidente de los comuneros estimó que los operativos tienen fines de acoso e intimidación en contra de los pobladores, debido a que en diciembre pasado rechazaron la oferta de Minera Autlán de entregarles 1 millón de pesos mensuales por las mil toneladas de manganeso que cada 30 días pretenden sacar de sus terrenos.

Los comuneros consideran a sus tierras “un paraíso” en medio del páramo que hay en muchos lugares de la mixteca poblana. Aquí, además de la zona agrícola donde lo mismo cosechan pápalo, cilantro, caña, jícama, zapote negro o mangos que comercializan en los centros de abasto de Puebla, Huixcolotla o el Distrito Federal; desarrollan un proyecto de ecoturismo organizados en la Cooperativa de Bienes Comunales Atotonilco.

Las tierras que pertenecen a la comunidad tienen una extensión de mil 400 hectáreas, sin embargo mil 100 hectáreas fueron entregadas en el 2006 en concesión a la Minera Autlán por el gobierno de Vicente Fox para la explotación de manganeso.

La determinación de rechazar las actividades de la minera fue tomada por unanimidad en una asamblea de los comuneros realizada en diciembre pasado, debido a que en la década de los 80 del siglo pasado ya se había explotado la mina de manganeso, pagando al ayuntamiento “algunas regalías irrisorias”.

Tras la explotación y el uso de dinamita y explosivos en los predios La Luz II, La Luz III y San José, concesionadas a la minera Autlán por 50 años prorrogables, se perdieron dos de los yacimientos de agua que abastecen a los huehuetlecos la comunidad reaccionó y se opuso a las labores extractivas.

En ese entonces se decidió expulsar a Autlán, “pero sólo hicieron una pausa, pues unos años después, en el 2009, regresaron a través de la transnacional Australian Minerals Group (AMG)” que intentó reanudar las operaciones mineras incluso con el apoyo de la Secretaría de Gobernación durante la administración del ex gobernador Mario Marín Torres.