Conflicto Minero: La Colorada lucha por su tierra contra el despojo de Panamerican Silver

Infórmanos sobre un conflicto Contacto



Información general

Ubicación Chalchihuites, Zacatecas, México
Pais(es) México
Inicio del daño 2013
Inicio del conflicto 2014

Comunidades afectadas

Nombre Ocupación Detalles
La Colorada OTROS Ver

Actores involucrados

Nombre Ocupación Detalles
Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA) AGRICULTURA Ver
Secretaria de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (SEDATU) HABITAT - ZONAS RURALES - ZONAS URBANAS Ver
Pan American Silver MINERIA Ver

Descripción del conflicto minero:

La mina de plata La Colorada, es la unidad en producción más grande de la empresa canadiense Pan American Silver. Se ubica en la Sierra Madre de Zacatecas, en el municipio de Chalchihuites. El yacimiento fue adquirido en 1998, lo cual, cambió la forma de operar del complejo minero, pasó de una explotación pequeña a una mega extracción de más de 1,250 toneladas por día de material con contenido de plata. En 2013 se aprobó un proyecto de expansión, que incluye la ampliación de la planta de procesamiento de mineral y la instalación de una nueva línea de transmisión de poder conectada a la red nacional de energía (Plata Panamericana, 2018). El problema del gran negocio de la empresa, es que la expansión del proyecto requería reubicar a la comunidad de La Colorada, lugar donde se asientan las operaciones subterráneas de extracción de minerales. Por lo tanto, en 2014, Pan Aamerican Silver despidió a los miembros del poblado que trabajan en la mina, después inició el despojo reubicando a la comunidad en casas montables, bajo engaños y amenazas. De este modo, el 31 de enero de 2015, guardias privados amagaron y destruyeron las casas de los habitantes con maquinaria pesada. Los obligaron a irse y firmar un contrato de comodato por dos semanas. En total desalojaron a 47 familias amenazándolas con armas largas, además de presentar escrituras apócrifas (Valadez, 2017). Esta situación generó una respuesta de la población afectada, se organizó para luchar ya no sólo por un espacio de trabajo en la mina, sino por la recuperación de sus tierras, su identidad y su historia como comunidad (Uribe, 2019). En mayo de 2016 promovieron un juicio ante el Tribunal Unitario Agrario de Zacatecas para exigir que se les reconociera como legítimos dueños de las tierras (Valadez, 2017). En el proceso participó la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA), organización que asumió el rol de asesoramiento legal de la comunidad. La resistencia persiste a través de un grupo que sigue el proceso de regularización de terrenos por parte de la Secretaria de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (SEDATU). En el Registro Agrario Nacional (RAN) no se encontraron antecedentes registrales que probaran que la propiedad de los terrenos pertenecía a la compañía minera, sus escrituras son ilegales, por lo cual, se procedió al reconocimiento de los predios como tierras nacionales (Valadez, 2018). Los trabajos de la Procuraduría Agraria siguen vigentes, la comunidad demostró las formas fraudulentas con que actuó la empresa y la complicidad de funcionarios gubernamentales. No obstante, se presentó una división interna cuando algunos habitantes manifestaron su interés por negociar compensaciones y mejores retribuciones económicas. Además de la transformación del paisaje y la contaminación que la megaminería está generando en la zona, hay que señalar el cambio en la forma de vida de la población local. Se les ha restringido el tránsito, les han negado la entrada a lo que era su comunidad, a la Iglesia, a los espacios que para ellos eran sagrados y tenían una carga simbólica importante. Incluso, por decisión de la empresa se ha prohibido la crianza de animales, esto repercute en la economía local, ya que muchos dependían de la ganadería bovina, porcina y vacuna. Tampoco pueden tener mascotas y la economía campesina de traspatio ha sido trastocada. Asimismo, el desplazamiento forzado es un ejemplo claro de la violación a los derechos humanos. Por lo tanto, debido a los múltiples impactos sociales, ambientales, económicos y culturales, la población afectada se ha organizado para luchar por su tierra con la consigna de “aquí nacimos, y aquí nos vamos a morir”. Colaboración de Sergio Uribe.
cargando mapa...



Proyecto minero relacionado al conflicto: La Colorada

Ver La Colorada es un típico depósito epitermal de plata y oro, con una transición en profundidad a un sistema de mayor predominancia en base de metal. Existen tres áreas mineras activas separadas en la propiedad, incluyendo la Candelaria, Estrella, y Recompensa. Actualmente existen cuatro tipos dominantes de mineralización, incluyendo chimeneas de brecha, mineralizaciones en forma de veta, mantos de reemplazo dentro de roca calcárea, y mineralizaciones de transición ubicadas más profundo (Pan American Silver, 2019).

Derechos vulnerados

Derecho
Acciones directas que violan el derecho a la privacidad
Acciones directas que violan el derecho a la propiedad
Acciones directas que violan el derecho a la vida
Acciones directas que violan el derecho a libertad de tránsito y el derecho de residencia
Agresión o acoso psicológico
Confiscación de escrituras y otros títulos de propiedad
Desalojo
Desplazamiento interno

Casos de criminalización relacionados

Título Fecha Detalles
Minera canadiense desaloja con armas a vecinos de Chalchihuites 31/12/2017 Ver

Consultas populares relacionadas


Actualidad del conflicto


Videos

Titulo Fecha Detalles
El problema de la mina en La Colorada 29/3/2017 Ver

Legislación

Acciones emprendidas